Gear Tests

Buenos motivos para llevar un kayak a bordo

Traducción por Caesar, nuestro amigo Joaco, y el primo de Joaco
Kayak to the rescue
Kayak al rescate

Si no fuera por el nuevo kayak, nuestro capitán podría haberse convertido en el primer hombre en cruzar el Río de la Plata en un gomón sin remos; aunque él no pretendía conseguir un lugar en los libros de récords, lo único que hacía era remar a barlovento desde el barco hacia tierra, a unos 50 metros de distancia. O, mejor dicho: habría remado, puesto que, después de saltar al bote y desatarlo, de repente se dio cuenta de que los remos no se encontraban a bordo.

Si alguna vez te ocurrió algo así, conocerás el destello repentino de pánico y la rauda embestida hacia el guardamancebo del barco; pero tarde: el viento ya había llevado el bote demasiado lejos.
“Tírenme los remos”, gritó, mientras el espejo de popa pasaba rápidamente por encima de su cabeza.
Lo hicimos, pero con algunas dudas ya que nos parecía una vergüenza arrojar al mar unos remos tan lindos, hechos a mano y recién pintados; cayeron a un par de metros del bote y quedaron totalmente inalcanzables, completamente inútiles.

You can launch a kayak in less time than it took to read these first paragraphs
Un kayak se puede lanzar al agua en menos tiempo de lo que necesitó para leer esos primeros párrafos.

El puerto de Piriápolis se veía inaccesible. La Plata parecía ser el próximo destino de nuestro capitán, a unas 120 millas náuticas de distancia sobre un mar convulsionado y a bordo de un gomón sin remos. ¿Qué dirían las autoridades cuando llegara a la Argentina sin pasaporte? Suponiendo que llegara… lo que, bien mirado, probablemente era menos que probable.

Even an inflatable kayak is faster than a rowing dinghy.
Incluso un kayak inflable es mas rápido que un bote de goma.

¿Qué es lo que se hace ante esa situación? No había otros barcos en el fondeadero y no pasaban otras embarcaciones. Dado esto, la única solución habría sido que sus compañeros a bordo del Mollymawk arrancáramos el motor, subiéramos el ancla y fuéramos en su rescate. Pero César no estaba a bordo: para cuando nosotras, mujeres, hubiéramos levantado 40 metros de cadena y un ancla de 55 kilos, nuestro amo y señor habría sido un pequeño punto en el horizonte por la popa; un punto casi invisible entre las olas color gris-verde plagadas de corderitos. Por suerte, teníamos el kayak.
En 45 segundos estaba listo en el agua; fui a buscar el remo mientras Roxanne saltaba a bordo.
El capitán, mientras tanto, tumbado en la proa del bote, remando con las manos y logrando casi nada.
Como si no importara otra cosa, Roxanne fue tras los remos hasta recuperarlos; agradecimos que estuvieran pintados de blanco y que todavía fueran bastante fáciles de detectar. Tras entregarlos a su padre, remó con gracia hacia el barco y subió a bordo: la dúctil joven completó la maniobra sin siquiera mojar su vestido.

Caesar sets off in our new Patagonian kayak
Caesar navegue en el nuevo Patagonian Kayak

En cincuenta años de navegación, y treinta y cinco de vivir a bordo, es la segunda vez que Nick comete la estupidez de subir al bote sin comprobar que los remos estuvieran a bordo; o, mejor dicho, es la segunda vez que lo hace en medio de una fuerte brisa. Olvidé cómo lo rescaté la última vez. Lo que sé es que, tras esa primera aventura, decidimos guardar un par de remos pequeños y un ancla flotante bajo el asiento del gomón; pero esta vez resultó que el ancla flotante no estaba allí, y cuando Nick intentó usar los remos se rompieron ya que habían estado durante años sin ser utilizados.
Entonces, este es el primer muy buen motivo para llevar un kayak a bordo de un barco. Sí, tenemos un segundo bote auxiliar con el que podríamos haber ido al rescate, pero desatarlo y arrojarlo al agua habría llevado más tiempo que levantar el ancla. No creo que haya nada que se pudiera haber lanzado al agua con tanta agilidad y con tan poco esfuerzo como el kayak. Y podría utilizarse de la misma forma en medio del océano para ir al rescate de un hombre al agua, siempre que el estado del mar no fuera peligroso.

Kayaking can be a great way to keep fit...
Remar en kayak puede ser una manera buenísima de mantenerse en forma…

El segundo excelente motivo para tener un kayak es que es una buena manera de mantenerse en forma. Con un kayak de lanzamiento rápido en nuestro inventario, puedo salir a hacer excursiones diarias —las que no hago, por supuesto, porque soy demasiado perezosa—. Pero un tripulante más auto disciplinado podría invertir veinte minutos cada mañana en fortalecer los músculos de los brazos y de los muslos, en mejorar la condición del corazón y del sistema circulatorio… Por mi parte, prefiero pasar mis veinte minutos meditando. Tal vez, con el tiempo, me ponga una rutina de meditación mientras remo, con mi mente enfocada en el ritmo de los remos. Tal vez…

... or you can just pootle along quietly in some sunny creek
… o se puede remar despacito y tranquilo en algún arroyo soleado.

El tercer gran motivo para tener un kayak a bordo es que te permite llegar a lugares adonde no se podría ir con un bote: con un kayak se puede remar a través de aguas poco profundas para un motor fuera de borda. Se puede remar entre los manglares, por arroyos que son demasiado estrechos para un barco de remo; y se puede ir más lejos y más rápido que con remos.

You can take the dog for a walk
Se puede pasear con el perro

En mi primera excursión a bordo de nuestro nuevo kayak, remé en círculos alrededor del resto de la familia, que estaba luchando contra una corriente de 2 nudos. Con César a los remos, tirando con todas sus fuerzas, y con Nick y Roxanne paleando al estilo indio en la popa, apenas podían superar la corriente; pero yo la estaba pasando muy bien alentándolos mientras navegaba en círculos alrededor de ellos.
En una excursión más reciente, exploré una red de arroyos estrechos navegando 4 millas por aguas poco profundas para nuestro barco. Demasiado poco profundas, de hecho, para cualquier otro embarcación; yo tenía el lugar entero para mí.

Or, if you haven't got a dog, you can take the neighbours pooch
O si no tiene un perro, se puede pasear con el perro de los vecinos…

El cuarto motivo para llevar un kayak es que son una buena manera de conocer gente. Cuando entras al bote, es para una misión —para ir de un lugar a otro—, pero, con un kayak, solamente estás saliendo a remar. Así que visitas los otros barcos, echas un vistazo a los pesqueros nativos, te pones a charlar con alguien a cuya hija le gustaría dar un paseo en el kayak. Después, tal vez le toque a su padre probar el kayak mientras charlas con la mamá y el bebé. Más tarde, tal vez te ocupes levantando las botellas de plástico que se encuentren flotando por el área…
Y, mientras haces eso, te pasas cerca de la orilla del río, donde las garzas observan y el martín pescador queda parado en espera; y descubres el motivo número cinco para ser dueño de un kayak: te sorprenderá cuán cerca se puede llegar de un pájaro o un animal si te sientas perfectamente quieto a la deriva.

Or, better still, take the neighbours baby
Mejor todavía, salir con el bebé de los vecinos

Un kayak es también una embarcación de pesca si tienes esa inclinación —ese es el sexto motivo—.
Y es la forma más rápida de llevar un cabo a la tierra —ese es el número siete—.
Pero, sobre todo, un kayak es ¡diversión asegurada!

Best of all, you can simply have fun...
Mejor de todo, simplemente se puede divertirse mucho.

Antes teníamos tres kayaks y los chicos lo pasaban excelente jugando una especie de juego de persecución náutica con sus amigos de otros barcos. Si yo hubiera planeado la actividad, probablemente habría pensado que era necesario dividirlos en equipos, darles una pelota y llamar al juego polo acuático, pero incluso sin eso tenían un sinfín de diversión metiendo a los otros chicos al agua y huyendo con los remos de los enemigos. No había equipos —cada niño y cada niña jugaba para sí mismo— y la nacionalidad no tenía ningún significado. Tampoco era la edad ningún tipo de restricción. Cuando uno de los “viejos” decidió participar, mi hija de diez años lo mojó con total falta de respeto.

En conclusión, un kayak es tan útil como un bote, un gimnasio, una bicicleta y un dispositivo MOB todos combinados. Es una excelente adición al inventario de cualquier embarcación de crucero —y nuestro próximo artículo dirá qué tipo te recomendamos comprar—.

In our next article well discuss which kind of kayak is best
En nuestro próximo articulo discutiremos cuál sea el mejor tipo de kayak.

Leave a Comment